domingo, 24 de junio de 2018

LAS GRANDES ALEGRÍAS ESCONDEN MUCHAS TRISTEZAS


José Luís Nunes Martins

El futbol necesita de las personas y las personas necesitan del futbol. Por algo que parece sobrepasar lo comprensible, este juego hace soñar, reír y llorar. Personas de todas las culturas se unen en torno a un juego simple, que les da lo que no encuentran en cualquier otro lado.

¿Qué atrae  a tanta gente? ¿Será el sentimiento de pertenencia a una comunidad? ¿La emoción de tener la certeza de no estar solo? ¿La voluntad de superar un desafío que nos exige tanta concentración que los demás problemas desaparecen durante ese tiempo? ¿Una fuerte sensación de paz, aunque solo por algunos momentos, con el ansia de la victoria? ¿O será el deseo de no ser un derrotado, luchando sin desistir?

En el futbol, como en la vida, las victorias y las derrotas son puntos del camino en el tiempo. Siempre habrá más juegos, más campeonatos, metas y records  que se han de disputar.

Las derrotas pueden animarnos tanto como las victorias. Depende como las encaremos y de lo que hagamos con ellas, o mejor, depende de lo que hacemos después de ellas.

Es importante considerar que, en el inicio de cada juego, ambos equipos son iguales. Se trata de una enorme conquista de la humanidad que no haya ningún juego de futbol que no comience non 0-0. Señal de que se consideran equivalentes, haciendo depender las diferencias de lo que hicieran hasta que se pite el final. No importa si el equipo es de un país rico o pobre, del norte o del sur, grande o pequeño. El juego siempre comienza 0 - 0.

Muchos aficionados al futbol creen que nada es por casualidad y que hay un sentido trascendental en cada juego, en cada jugada… en la trayectoria que la bola recorre hasta la portería y no hasta el lugar exacto donde ella va a tocar. Como si en este juego no hubiese espacio para las casualidades. Si la bola entra o golpea el palo es algo que creemos que es lógico y no accidental.

Aún así, el balón es redondo y no hay registro de milagros en los campos de futbol, por lo que sobran  solo la voluntad, el talento y las fuerzas de los que están en el juego, con el apoyo de todos los que le prestan su querer desde fuera.

Cada vida es una larga serie de luchas. Duras, constantes, sin fin.

Es la razón por la cual siempre vale la pena luchar por algún bien, por mayores que sean los fracasos: una victoria vale mucho más que 100 derrotas.

La verdadera alegría es la única forma de vencer las peores tristezas.


.http://www.agencia.ecclesia.pt/portal/as-grandes-alegrias-escondem-muitas-tristezas/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.