viernes, 29 de septiembre de 2017

Cuando prefiero no ver


Opinión de JOSÉ LUÍS NUNES MARTINS


Los indiferentes comienzan por serlo consigo mismos, aceptándose y permiiéndose casi todo, pues, desconfiando de todo y de de todos, no tienen líneas definidas que separen el bien del mal.

Los indiferentes son cada vez más. Prefieren no ver. Si ven, prefieren ignorar. No hacen nada, Incluso porque así soportan mejor el mal de otros.

Otros hay que andan con los ojos bien abiertos, que ven y quieren ver, y que, por más que ello les cueste, actúan y vuelven a actuar de acuerdo con aquello en lo que creen. Se comprometen y se exponen a las críticas siempre afiladas de los que no hacen nada sino censurar a otros.

Debemos escuchar y confiar en aquellos que nos animan, no en quienes nos desaniman.

El mundo está cada vez más necesitado de gente capaz de construir donde oros destruyen. Crear y recrear lo que otros arrasan. La recompensa comienza inmediatamente, ya que la vida cobra sentido concreto y definido. Más tarde, vendrán otros frutos.

Ninguno de nosotros debe perder su tiempo y sus talentos juzgando a los demás. Debemos invertir nuestra vida en hacer el mundo, y a aquellos que se cruzan con nosotros, un poco mejores.

¿Pero por qué razón hay tantos indiferentes? Por miedo a sufrir. Un egoísmo que no es capaz de comprender que el miedo al sufrimiento es ya un sufrimiento... y que el sufrimiento, con sentido, edifica y engrandece.

Los indiferentes comienzan por serlo consigo mismos, aceptándose y permitiéndose casi todo, pues, desconfiando de todo y de todos, no tienen líneas definidas que separen el bien del mal. Sienten aversión a quien vive con rectitud. Porque estos, aunque fallen, lo asumen y procuran perfeccionarse, siempre con calma y confianza.

Los desconfiados siempren tienen mucha prisa. Quieren pruebas inequívocas y las quieren ahora, en caso contrario dan su falta de compromiso como probado.


En verdad, quien confía, no tiene prisa.


Carlos Ribeiro



0 comentarios:

Publicar un comentario

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.