domingo, 15 de enero de 2017

Pies en la tierra, cabeza en el cielo


JOSÉ LUÍS NUNES MARTINS

La fe no es cosa de viejas  beatas. Es algo que exige coraje, fuerza y valor. Está solo al alcance de los hombres y mujeres que deciden ser valientes, dispuestos para todo.

Estar dispuesto no es una voluntad, no es querer estar dispuesto. Es tener hecho todo lo necesario. No importa lo que cueste o se tarde.

En nuestros días, es extraño que la expresión hombre humilde sea sinónimo casi exclusivo de hombre miserable... alguien que los demás, siendo diferentes –o diferenciados, como se llaman a sí mismos- reconocen como digno de pena y compasión. Ahora bien, aquí parece existir una señal clara de que no conviene caer en esta condición, tan miserable a los ojos de la multitud.

Las alas de un águila le pesan, pero le permiten volar. Sin ellas, sería solo un ave más de corral. Más ligera, pero mucho menos libre.

La fe no es una venda que tapa los ojos, sino una ventana que abre horizontes más allá de lo que podría la razón, sólo por sí, contemplar. Tampoco es una verdad cómoda en que algunos se refugian para no tener que pensar, sin ningún desafío que incomode, porque impulsa siempre nuevas búsquedas, obliga al desasosiego de una lucha constante, exige que se camine al encuentro del otro lad0 de la existencia...

La humildad es la condición de la fe. Sin la cual nadie es elevado por encima del polvo y del fango.

Creer es volar, porque implica ir por donde y hacia donde no hay suelo. Pero no se piense que ahí se llega a través de la convicción en nuestro propio valor, no. Es, sí, por la conciencia de nuestra cobardía.

La fe nos da firmeza, pero sin tener donde posar los pies ni donde reclinar la cabeza. Hace como que creemos en una roca firme que existe sin que la podamos ver... a fin de que podamos existir sin tener que fingir.

(Ilustração: Carlos Ribeiro)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.