miércoles, 19 de octubre de 2016

Hacia un proceso de calidad.



El libro “Erase una vez una fabrica” escrito por Jhon Guaspari empieza a analizar resultados cuando llega competidor en el mercado de letras y signos. Siendo el tema de fondo una gran necesidad de que las empresas tengan personas capacitadas para responder de la mejor manera en las últimas novedades del mercado logrando de esta manera satisfacer las necesidades del cliente.

En muchas ocasiones los empresarios no se interesan sobre los deseos verdaderos de los clientes y por lo tanto pasa lo mismo que la historia compuesta por Guaspari la empresa Puntuación S.A que bajo las ventas, es por esta razón que «la verdadera calidad es la que perciben los clientes».

Cuando hay calidad una empresa se puede consolidar de la mejor manera. Siendo que la calidad les da a los empleados motivación y se puede consolidar en el mercado como una empresa productiva.

La pregunta que se plantea es: ¿Qué es la calidad? Según el diccionario: “La propiedad o conjunto de propiedades inherentes a algo, que permiten juzgar su valor”[1]. Este era el concepto que veía el gerente de Puntuación S.A, pero hay que ver lo que desea el cliente porque es en definitiva el que compra el producto y que juzga si es o no es de calidad.

La empresa Puntuación S.A se mantuvo mucho tiempo como líder en el mercado, toda competencia se acababa compitiendo con esta gran empresa. Pero en una ocasión llego Procesos S.A que hizo pensar en cómo mejorar la calidad.

Lo primero que se hizo en la empresa fue que todos los empleados de Puntuación S.A se debían esforzar para alcanzar la mayor calidad posible. Se tenía que pensar también en una mayor supervisión de los empleados y un mayor control de los productos para que de esta forma la calidad fuera mejor. Pero esto sorprendió a todos los que trabajaban en dicha empresa, porque la motivación decayó, y la producción disminuyo, de la misma manera los ingresos bajaron impresionantemente.

Todo empresario se da cuenta rápidamente que la calidad es un asunto de supervivencia, que no es gratuita, que es tarea de todos, viendo también que la mayoría de los problemas de calidad están incorporados en el sistema. En este mismo punto el gerente de Puntuación S.A hace una reflexión sensata: “Desde que cambiamos de mentalidad y nos orientamos hacia la prevención, dejando a un lado la supervisión, las cosas empezaron a mejorar”[2]. Todo empresario debe entender que es una sumatoria de procesos, sistemas y que toda compañía debe pasar por: establecer altos niveles de calidad, los empleados se deben esforzar más en su trabajo, pero esto no sirve porque ellos están dando lo mejor de ellos mismos; “Los estímulos y desafíos no darán resultado. Solo sirven para motivar a los empleados, pero ellos no necesitan más motivación. Lo que necesitan es liderazgo, ¡Y nuestro trabajo es proporcionarlo!”[3].

Detectar los errores no solo porque ya fueron cometidos sino para no volveros a cometer para que no pase lo que paso con Puntuación S.A como esos errores ya habían sido cometidos tampoco daba resultados.

Se debe conocer los deseos y anhelos del cliente, es decir que el ente económico debe satisfacer las necesidades del cliente.

Los clientes no les interesa las funciones internas de la empresa, o la visión de calidad de la misma, a los clientes les importa su propio beneficio, y que obtienen para el provecho con un servicio o producto.

Hay que reconocer que cuanto más sea la vida del servicio o producto, menores serán las ventas, porque muchos clientes buscan productos novedosos, porque los consumidores no pensaran en comprarlo. Por este motivo en el control de calidad el cliente es lo más importante.

Hay que establecer objetivos alcanzables, aplicación de tipos de medidas para alcanzar las metas que se establezca la compañía en un periodo de tiempo determinado.

En la praxis es más importante que el cliente sienta y crea que la calidad que se le brinda es la mejor, sin importar el concepto de la calidad que se maneja en las empresas de altos estadales. Porque toda empresa debe reconocer su calidad si es percibida por sus clientes.

En conclusión, cuando una compañía desea lanzar un nuevo producto, servicio o fortalecer la empresa y sus productos o servicios lo que debe hacer es un estudio de calidad y de mercado para saber cuáles son los problemas y qué medidas se deben tomar, pero siempre en beneficio del cliente ya que este es el que genera recurso económico, y una empresa donde el cliente no esté contento por la calidad las ventas bajan y la producción también.

Tu amigo de siempre Diego García.




[1] Microsoft Encarta 2009. 1993-2008 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos
[2] GUASPARI, Jhon. Erase una vez una fábrica. Bogotá. Ediciones universales. 2013. 20p.
[3] GUASPARI, Jhon. Erase una vez una fábrica. Bogotá. Ediciones universales. 2013. 14p.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.