sábado, 2 de abril de 2016

Cada paso es un camino


José Luis Nunes Martins


                                               (ilustração de Carlos Ribeiro)

Cuando alguien camina descalzo en medio de una floresta debe escoger bien su camino. Pero, lo importante es que ponga su atención en cada paso. Cualquier descuido puede suponer un golpe profundo. Así es también la vida. Por buenos que sean los zapatos que nos protegen los pies, nuestro interior está siempre expuesto a nuestras decisiones, descuidos y al camino que vamos construyendo. El cuerpo necesita de nosotros para defenderlo. El interior también,

Debemos respetarnos hasta el punto de no permitirnos ingenuidades o desvaríos. Siempre. Lo mismo podrá ser virtuoso en las cosas más pequeñas que en las  grandes. No se puede estar entero descuidando cualquiera de las partes. Por más pequeña que sea. Sólo quien conoce la grandeza de una  sinfonía comprende el valor de cada una de las notas que la componen. Al final, nada es insignificante.
Es evidente que todos erramos. Todos. Una nota errada no deforma una melodía. Pero quien no vive con verdad y dedicación, quien no se entrega a lo que hace en su vida, acaba por cometer el mayor de todos los errores: volverse insignificante.
Y, cuando el amor nos lleva por caminos abruptos, largos y dolorosos, que sepamos sufrir… y, aunque parando, y hasta, a veces, volviendo atrás, consigamos siempre regresar al camino que es el nuestro. Que somos nosotros.

Son muchos los que temen y no andan, temen y no luchan. Eligen se débiles, a pesar de que sueñen ser valientes. Desean, pero las almohadas son el lugar donde sus sueños yacen en cámara ardiente.

El amor es, también, una corona de espinas. Fuertes son los que luchan, aquellos a quien no frenan los tormentos.

Los desamparos son temporales. Lo constante en nosotros es la capacidad de levantarnos y caminar por nuestro propio pie… a pesar de todo.

Por más encantador o sombrío que sea, cada paso es un camino… donde un espino que se clava en la carne es señal de que somos capaces de seguir adelante. Y, así como cada momento bueno que vamos experimentando es ya un pedazo de cielo que buscamos, cada sufrimiento es también una prueba concreta de fuerza que tenemos que soportar.

https://www.facebook.com/jlmartins?fref=hovercard

0 comentarios:

Publicar un comentario

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.