jueves, 16 de abril de 2015

Testimonio de una persona que ha abortado.

Doy gracias a Dios por permitirme compartir parte de mi vida, un pequeño testimonio, Dios ha sido grande y misericordioso conmigo, por eso hoy quiero ser una voz de aliento, una voz de esperanza y de amor para muchos.

La vida es un regalo maravilloso, que Dios nos dio, la vida la debemos cuidar y defender, pero hoy en día estamos haciendo lo contrario, en nuestro país, en nuestro continente, en el mundo entero, estamos creando la cultura de la muerte, (eutanasia, homosexualismo, métodos anticonceptivos, aborto).

El papa San Juan Pablo II decía: «Estamos viviendo una cultura de la muerte y le estamos dando más valor a la muerte que a la vida, y muchos no entendemos que Dios entrego su vida y derramo su sangre por amor y nosotros estamos derramando sangre de inocentes sin razón».

Antiguamente en Israel, los hijos eran una bendición, la esterilidad, las mujeres que no tenían hijos se decía que era una maldición y hoy en día muchos, consideran que tener hijos es un problema, una carga una mala inversión, un mal negocio, tenemos que entender que los hijos son una bendición.
Si has decidido formar un hogar, es para tener una familia.

Muchos dicen y afirman que el aborto es la interrupción del embarazo, esto es mentir, es una gran mentira, porque todo aquello ¡Qué interrumpimos en algún momento se puede volver a iniciar, EL ABORTO, NO, se acaba con la vida, el aborto es un asesinato de un inocente!

Muchos quieren vendernos el aborto con sentimentalismos y no debemos permitir esto.

Todos sabemos que la vida inicia en el momento de la concepción, en el momento en que el ovulo es fecundado por el espermatozoide, esto lo han dicho muchos y uno de ellos fue Jérôme Lejeune, decía: «la vida inicia en el momento de la fecundación». (El fue quien hablo, descubrió lo dela trisonomia 21, lo del síndrome de down).

Dios nos dio el privilegio de ser mujeres y a la vez madres, para poder dar amor y protección y a los hombres para apoyar y proteger ese amor que brindamos las mujeres y los hijos.

El aborto no es como no lo pintan, que es tan fácil como arrancarse una muela, o sacar un coagulo de sangre, EL ABORTO ES UN ASESINATO.
Hoy en día están maquillando el aborto como un derecho de la mujer, “que la mujer tiene derecho a elegir” Muchos sabemos que el aborto fue despenalizado en 3 casos:  

(En el decreto c 355 de 2006)

 1. Violación, todos entendemos el dolor de una mujer en un caso así, pero ¿Qué sería mejor, sumarle otro dolor u otro mal a esta mujer?  En una violación hay tres personajes, el violador, la víctima, y el inocente, al que se debe castigar es al violador; ¿Qué estamos haciendo? Y ¿Permitiendo? Matando al inocente, a muchos violadores, no los castigan, ni siquiera les dan pena de muerte, (Es algo que no debemos tomar en nuestras manos, porque el único que tiene derecho sobre nuestras vidas es Dios) pero tanto así que estamos es apoyando la pena de muerte para el inocente, es difícil y hasta cruel decir lo que voy a decir: ¿Pero es justo para este pequeño, haber sido hijo de un violador y para completar que su madre sea una asesina? El dolor y daño causado por la violación y aborto un dolor que llevas toda tu vida, y no solo trae consecuencias físicas, también psicológicas, espirituales, morales y familiares. No es lógico querer curar un mal con otro mal, la vida está por encima de los sentimientos.

2. POR MAL FORMACIÓN, ¿Quién es mal formado un niño con una discapacidad, o nosotros que lo juzgamos, o nos reímos o no tenemos amor  para con él? Hay muchos casos de mal formaciones, Anna Valle, miss Italia, cuando estaba en el vientre de su madre, el médico le dijo en una consulta de control prenatal que tenía que abortar porque él bebe que estaba esperando venía con malformaciones y ¿Qué  hizo su mama? Orar, orar a Dios y no aborto. En el momento de su nacimiento fue una niña sana y hermosa que fue reina, ahí está la malformación del médico… la vida no la podemos dejar en manos de los caprichos de unos cuantos, la vida tenemos que defenderla.

3. PELIGRO DE MUERTE DE LA MAMA: En este caso debemos luchar por la vivida de los dos, hace 38 años el médico le dijo a mi padre: ¿A quién salvamos, al bebe o a su esposa? Él respondió: ¡A los dos!  Y gracias a la misericordia y al amor de Dios y a lo que mi padre le dijo al médico aquí estoy y mi mamita también, aún está viva. La vida de todo ser humano es igual de valiosa, ninguna vida es menos ni más valiosa que la del otro.
El aborto es violencia contra el inocente y la mujer, lo que pasa es que para el estado es más económico, apoyar un aborto que una vida. La mujer tiene derecho a que le den otras opciones, apoyo, trabajo.

Hace 18 años tome una decisión equivocada en mi vida, y fue abortar, si la persona con la que estaba en ese momento me hubiese apoyado no habría tomado esa decisión, pero aquí no se trata de buscar culpables porque así como yo dije si pude haber dicho NO. No hay excusa para cometer ese error, ese pecado.

Es difícil, a uno se lo pintan muy fácil, al lugar donde yo fui, para ORIENTAME, es un lugar donde a ti te dicen es lo mejor, es lo mejor para ti, para todos, le lavan a uno el cerebro, y cuando llega el momento en que lo entran a un cubículo, hablan de todo, menos de lo que está pasando, como para no dejarte pensar en eso, te tocan temas varios, pero lo que se siente allí dentro es… no tiene palabras, y no es un dolor por que estas anestesiada localmente es un dolor acá en el pecho, que solo lo entiendes después que sales de allí, nunca me dijeron el peligro que podía correr después de este procedimiento, me entere mucho después, pero afortunadamente no paso, nada físico, pero con el tiempo el dolor crecía y crecía, veía niños correr o mamitas con sus bebes o mamitas embarazadas y pensaba así estaría mi hijo, es un dolor que no puedes arrancar porque siempre está allí, después de mi confesión y de perdonarme yo misma, ya ese dolor ha disminuido, ya no me veo como me veía antes pero este recuerdo lo llevas siempre, después Dios me permitió tener dos hijos más pero ahí empezó otro dolor más, porque mi vientre se había convertido en un sepulcro, en una tumba, todo el dolor que yo había permitido que causaran a mi bebe, había quedado allí y cuando nació mi hijo siguiente al aborto fue difícil, lo entendí hasta cuando fui a un lugar donde hicieron oración y me explicaron lo que estaba sucediendo con mi hijo, todo ha sido un proceso, pero gracias a la misericordia de Dios, las cosas han mejorado, hace 2 años enferme, dure en el hospital más de un mes, y yo decía dentro de mí, todo esto está pasando por mi aborto y no fue así, esta parte de mi vida se las contare después, y allí le pedía a Dios que me ayudara, pensaba en mis hijos, ya están grandes pero aún me necesitan, por favor ayúdame y ten misericordia de mi, y con la oración yo le decía Señor por favor, ¿Para qué?...  Porque alguien me enseño algún día que al Señor no se le cuestionaba el  ¿Por qué? , se le decía: ¿Para qué señor?... El me mostro que quería que hiciera y por eso hoy estoy aquí, defendiendo la vida de muchos inocentes, lo que no fui capaz de hacer por mi hijo hace 18 años, en su memoria y por su amor evitar el aborto, evitar esta cultura de muerte que hay en nuestro país, y por eso no solo hablo del aborto o de las piezas que conforman esta cultura de la muerte, también hablo y doy charlas del noviazgo sano, que es fundamental en los jóvenes hoy en día para evitar embarazos inesperados.

Para evitar que continuemos hablando de aborto, hay cosas básicas y fundamentales que debemos enseñar a nuestros hijos, y nosotros como jóvenes cultivar desde pequeños. No existirían abortos, si no hay  embarazos inesperados  ¿Por qué hay embarazos inesperados? Porque hoy en día muchos jóvenes confunden la palabra noviazgo con la palabra sexo, hay una edad para todo, no debemos apresurarnos ni llevar la vida a la carrera, el Noviazgo es un paso importante que debemos dar pero sin apresurarnos.

El noviazgo sano beneficia al hombre y a la mujer, sus relaciones interpersonales con su entorno, sus deseos de superación y crecimiento y sobre todo su relación con Dios. Los noviazgos que tienen amor, temor y respeto por Dios, ponen su prioridad en la santidad, la pureza y la edificación integral del individuo a fin de ser una persona sana emocional y psicológicamente, y por ello una persona Espiritual, que sabe definir bien lo que realmente le conviene y le traerá agradables beneficios, siendo la voluntad de Dios el bienestar de sus hijos.

Testimonio de: Clara Rodríguez.

(Colaboración a través del correo electrónico)


N.B: Si deseas colaborar con un articulo lo puedes enviar al e-mail diegodfgo@yahoo.es   puede ser útil para todos. (Solo se pide que sea de su autoría, no copiado de ninguna fuente y no olvidar escribir el nombre de quien envía el artículo).   




1 comentarios:

  1. Es importantísimo este como todos los testimonios que puedan hacer ver otras mujeres en riesgo de abortar el riesgo que corren aún mayor, porque ya no tiene remedio... en cambio luchar por un hijo les puede ayudar a vivir a ellas mismas. Abortar es una muerte horrible, en plena soledad... debe ser un infierno para esas pobres mujeres que se vean en esa situación. Pues darle la enhorabuena a esta mujer por su valentía, por abrir los ojos a otras mujeres y ayudar a la humanidad a ser mejor...

    ResponderEliminar

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.