viernes, 17 de abril de 2015

2ª semana de Pascua

                     
   

Esta semana de Pascua, 
que terminábamos ayer, 
además de celebrar la alegría
 por la Resurrección de Jesús,
 también nos invitaba a alegrarnos 
por los bautizados en la 
noche pascual.

 En la antigüedad tal día, 
como ayer domingo, los recién 
bautizados se quitaban los vestidos 
blancos, signos de su bautismo. 
Hoy Jesús nos habla del
 bautismo, 
como comienzo de una vida nueva, 
al hablar con Nicodemo.

Nicodemo era un buen fariseo.
 Por eso se preocupaba del 
cumplimiento
exacto de la Ley. 

También deseaba y esperaba 
el Reino de Dios;pero como los 
fariseos pensaba que el Reino de Dios 
seríaefectivo cuando todos cumplieran
la Ley. Había oído hablar de Jesús, 
cuya finalidadreligiosa del Reino de 
Diosno estaba de acuerdo con la de 
los fariseos.

Quizá hasta le había oído hablar,
 pero un poco de lejos. 
Tambiénsabía que hacía milagros
 en el nombre de Dios. Por lo tanto
 pensaba Nicodemo que Dios tenía 
que estar con Jesús. Deseaba estar 
con él y aprovechó para hacerlo 
una noche, quizá para que no le
 vieran sus compañeros.

Las primeras palabras que le dice
 Nicodemo a Jesús manifiestan
 el interés de escucharle, porque 
está persuadido que Dios le asiste 
al realizar los milagros. 
Jesús le quiere enseñar que la 
verdadera religión es diferente 
porque consiste en vivir una nueva
 vida que viene de “arriba” y 
sobre todo en dejarse guiar por Dios.

Esta nueva vida, que muestra Jesús,
 no procede de lo carnal, 
como si fuese un progreso o 
desarrollo de lo material. Es nueva
porque viene directamente de Dios.
 Por eso se necesita un
 comienzo,que es como un nacimiento.
 Jesús no habla directamente del
 bautismo,porque no se había instituido; 
pero el evangelista parece ir 
aprovechando las palabras de Jesús
 paraque le sirvan de catequesis para
 el bautismo.

Jesús habla de renacer por el agua y 
por el Espíritu. Se trata de un 
ritoconcreto, pero sobre todo de una
 vida que nos da el Espíritu 
de Dios.

una vida no es sólo para un 
momento, el del renacer, sino que
 debe tener un desarrollo normal en el 
que nosotros tenemos una parte, 
aunque la principal sea por el mismo 
Espíritu.

Esta vida no consiste sólo en creencias
 ni en prácticas concretas, sino en una
 adhesión a Dios, en vivir con una 
mentalidad de “arriba”, la de Dios.

Nicodemo, que quizá expresaba 
también el sentir de algún otro 
compañero, ya que comenzó con el 
“sabemos”, tomó las palabras
 de Jesús como estaba acostumbrado
 a tomar las palabras de la Escritura:
 “al pie de la letra”. Por eso le parece 
imposible eso de “tener que nacer de 
nuevo”. Pero Jesús le hablaba de un 
nacer por el Espíritu a una vida 
deverdad, que es una vida superior
 y de mayor valor.

Claro que para aceptarlo hace falta fe. 
Quizá no lo comprendamos,
aunque Dios va dando inteligencia
 para comprender, como les dio 
Jesús a losapóstoles en la tarde
 de la Resurrección.

 Esta nueva vida en el ser humano es tal 
que le crea una nueva personalidad, 
pero no le quita la libertad. Por eso
 en muchas personas después del
 bautismo esa nueva vida no progresa 
porque se dedican sólo o casi sólo a la vida 
material. Es necesario dejar que el 
Espíritu siga guiando nuestra vida, que
 El desea nuestra felicidad
 más que nosotros mismos.

Dejarse guiar por el Espíritu no es fácil,
 porque muchas veces 
no conocemos, por lo menos del todo,
 los caminos de Dios. 

El Espíritu, dice Jesús, es como el viento,
 que no sabemos de 
dónde viene y a dónde va. Algo 
conocemos pero no del todo.

Los santos sabían vivir esta nueva vida,
 poniéndose siempre enlas manos de
 Dios, que sabe y que nos quiere. 
Es esencial en laoración ponernos 
a la escucha de Dios para conocer 
su voluntad.

 Dios se ha acercado a nosotros en
 la persona de Jesús. Conocer su 
doctrina y sentimientos y vivir lo mejor
 posible su vida es vivir la nueva vida 
que Dios nos concedió por el bautismo.

Heriberto Garcia Gutierrez-




0 comentarios:

Publicar un comentario

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.