lunes, 15 de diciembre de 2014

ENCUENTRO DE VOLUNTARIOS DE CÁRITAS ARCIPRESTAL DE SAN FERNANDO. NAVIDAD 2014



Un año más hemos celebrado el Encuentro de Navidad,  como cada año este tiene sus particularidades, unas buenas y otras no tan buenas.

Empiezo por las no tan buenas, y así terminamos en seguida con lo negativo, que además se repite, y este año de una manera palpable ya que las ausencias fueron notables,  más de tres cáritas al completo. Si bien hay que justificar algunas ausencias por el fallecimiento del hermano Jesús, de la iglesia mayor, a quien deseamos que descanse en paz.

Las novedades dignas de destacar son precisamente los voluntarios asistentes, que valoran la necesidad de compartir unas horas de convivencia, y la elección del responsable de la charla,  ni se extendió más allá de nuestra resistencia, ni nos defraudó en cuanto a su contenido y provecho.

Comenzó su intervención el P. Silvio, párroco del Buen Pastor, expresándonos sus dudas sobre el contenido de la charla, “hablaré de lo que pueda”, dijo, y sugirió que nosotros propusiéramos el tema. Como es costumbre hoy en día, comenzó poniéndonos un corto, breve, menos mal, y luego hizo unas preguntas, que más cortesía intentamos responder algunos. Viendo que el público no le iba a facilitar las cosas, comenzó en serio su exposición, y resultó de una claridad meridiana, y de una oportunidad evidente.

El punto central de su exposición consistía en dar razón del por qué de Cáritas, en bucear en la búsqueda de su identidad, para encontrar su origen en el misterio mismo de Dios, en su muerte y resurrección, demostrando así que la vida es más fuerte que la muerte.

Aprovechando la enseñanza del corto resaltó el P. Silvio la importancia del lenguaje de los gestos  en nuestras acogidas, somos responsables de nuestros gestos y su incidencia en la persona que nos pide ayuda, y también de saber interpretar los gestos del demandante para darles la satisfacción más adecuada a sus necesidades.

Pero, desvivirse por alguien no es una tarea fácil, ni gratificante siempre; a veces se producen fracasos, abandono, e incluso la muerte, y no sabemos encajarla ni aceptarla; no ver el resultado nos desanima. Si existe la muerte no merece la pena molestarse…

Como ha dicho al principio, Cáritas tiene su por qué, y su esencia es la participación en la fiesta cristiana de la resurrección, que cree que la vida es más fuerte que la muerte.

La celebración de la Navidad responde a esta misma idea, y Cáritas, con sus atenciones hacia los menos favorecidos, cree en la promesa de la vida, y además encuentra en la Virgen el modo seguro de encontrar a Dios, y la prueba de delicadeza de trato de Dios para con ella y todo aquel que lo acoja.

De una manera muy pedagógica pasó el P. Silvio a explicarnos el gran misterio de la Anunciación y la Encarnación, apoyando sus palabras en las imágenes del cuadro de  fray Angélico (al que quieren beatificar, nos dijo). En el cuadro está representada la historia completa, la razón de la Encarnación. El la parte izquierda del cuadro está representada la situación primordial del hombre, que vivía en el paraíso en comunión con Dios,  pero el hombre rompe esa comunión y se vuelve mortal. Dios los expulsa del paraíso, pero no los abandona, su espíritu está siempre presente, y también envía al arcángel Gabriel que se inclina ante una mujer, ante María.

Dios acompaña al hombre e interviene en la historia, pero no se impone, le deja libertad para elegir el cielo, donde hay un humano que acepta la voluntad de Dios allí está el cielo. María es dócil y deja hacer a Dios. Así la Navidad es la nueva creación, que se basa en el sí de María, que está con Dios. Cuando el justo escucha a Dios…

El voluntario, con su vulnerabilidad, da testimonio de que la vida es más fuerte que la muerte, auque algunos se pierdan.

Una charla, interesantísima, provechosa, oportuna en el tiempo para saciar la sed de palabras clarificadoras del Gran misterio de la Encarnación y la Natividad, así como para alentarnos en nuestro voluntariado, que en esta época del año requiere un esfuerzo mayor. Y finalizó con una oración muy popular: Bendita sea tu pureza…

A continuación, sin solución de continuidad…o sea, sin levantarnos del asiento, nuestras impresionantes técnicos (después de voluntarias), nos presentaron la campaña de cáritas para los tres próximos años. El comienzo es muy sugerente, y enlaza con el fondo de la charla: “¿Qué has haces con tu hermano?”, así, en presente, para llamar la atención sobre nuestros modos de vida, de todos y cada uno de los mortales. El resto es una síntesis impactante de las cifras y datos del informe Foesa de este año, y que no ha dejado indiferente a nadie, y tampoco al gobierno.


No pudo ser la Eucaristía, y hubo una demanda espontánea para que se haga la próxima vez sólo para nosotros y sin desplazamientos, ganando un poco de tiempo para la convivencia, que siempre resulta algo escasa, o se reserva para el final con el ágape. Ahí queda la propuesta.

1 comentarios:

  1. Adelante con esto, buena acción.

    Me gusta este punto de vista.

    Recordemos que el mejor amor es el «ágape».

    ResponderEliminar

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.