martes, 16 de diciembre de 2014

El llegatardismo.

Un ismo es un extremo, que indica actitudes, designa actividades y en esta ocasión es la vieja costumbre de llegar tarde.

Esto es de pésimo gusto, algunas mujeres creen que hacen bien hacer esperar en una cita afectiva, esto genera ciertas incomprensiones en los seres humanos, que poco a poco se pueden agravar. Es un acto de grosería más que un simple mal hábito.

La novia cuando va a contraer matrimonio siempre llega tarde. ¡Imagínate como se siente el novio! Cuantas ideas locas llegan a esa mente, sumando además lo que ha visto por la televisión que muchas mujeres se arrepientes unos minutos antes de tomar este paso tan importante para la vida. Yo he sido testigo de esas caras, hasta le suplican al sacerdote que no comience la Eucaristía antes de llegue la novia, que se está arreglando, y la demoran mucho en la peluquería. (El llegar tarde la novia es su propio matrimonio ocurre en Colombia, no tengo conocimiento si en otro país pasa lo mismo)


Siguiendo con este tema hay que afirmar que es una enfermedad, un síndrome el no calcular el tiempo oportuno para llegar a tiempo. El avión no espera, quizás el eterno o eterna enamorado o enamorada de pronto sí, pero un día de estos se cansa llega  otra persona que llega temprano y en consecuencia te cambia.

En una ocasión fui a una Eucaristía donde el sacerdote llego media hora tarde, yo estaba de viaje. Pero la gente comentaba es: «vengo tarde», ya lo habían apodado, según los comentarios de los que lo conocían siempre llegaba tarde a todo grupo y a todo acto litúrgico. Los fieles no les quedaba de otra sino acostumbrarse a este sacerdote con el síndrome de llegartidismo.

Dejar esperando a una persona es cosa grave, ya lo sabemos de antemano, pero muy pocas personas se esfuerzan por cambiar este comportamiento. La otra persona merece respeto, ese tiempo perdido lo podía haber aprovechado en algo, que por  culpa de un X o Y lo desperdicio.

Ahora piensa que estamos rígidos por el tiempo, por lo tanto el tiempo vale oro, para desperdícialo así como así.

Por ello invito a todos mis lectores a revisar su puntualidad, no solo en el campo de los negocios, trabajo, estudio sino en los compromisos: religiosos, sociales, culturales, familiares, pareja e hijos.

Por otra parte he visto el llamado: «Ego: “Me hago esperar”» Piensan que porque tienen un cargo importante llámese: obispos, sacerdotes, doctores, ejecutivos, políticos, profesores, jefes, etc… pueden hacer esperar a otros. La persona humana debe tener un poco de humildad, en fin al ver ese ego dañoso uno entiende porque un filosofo llego a decir que: “El hombre es un productor de estiércol” al ver que le faltaba humildad. En este punto uno se pregunta: ¿Ambos no son de la misma naturaleza humana? ¿Es por cuestión de dinero, y de rangos totalmente diferentes; el querer aplastar al otro? Ese eco da asco, hay que reflexionar el estiércol del rico y del pobre ambos dan asco, o acaso la mierda del rico es una aperitivo o postre después del almuerzo.

Ironías a parte, quiero exponer con este pots, que llegar tarde es una mala idea.

Si, en algún momento se llega tarde, se debe pedir disculpas por ello. Bien decían nuestros abuelos: «Tiempo perdido lo lloran los Santos».

La impuntualidad es falta de educación, y viene de las pautas de crianza. Quizás desde niño vio que los familiares llegaban tarde a todo, lógicamente el obtuvo ese mal habito. Por otra parte, tiene que ver mucho la cultura el latinoamericano sufre de llegartadismo, por lo tanto este síndrome se ve como lo más normal, terminando en un círculo vicioso.
Para cambiar este mal hábito es empezar a crear conciencia, que esto está mal, para «crear el hábito de la puntualidad».

Recuerde que debe tener disciplina, para obtener mejores resultados, y para no ser la burla de otros.

Personalmente mis amigos lectores no llego tarde, pero escribo porque muchos me han hecho esperar, y en verdad para mí es como un insulto, es decir que estoy haciendo una denuncia oportuna de aquellos que tenemos el hábito de la puntualidad, por lo tanto tenemos toda la facultad de exigir puntualidad.

Si eres de los que llega tarde, me imagino que muchos ya te lo han dicho, por lo tanto debes hacer un ejercicio meditativo, para pensar y luego cambiar. Por otra parte invito a ser multiplicador de respeto a las personas llegando temprano.

Me atrevería a aconsejar que tengas un hobbie o pasatiempo donde tengas fechas de entranamiento es decir que sea como una forma de autorregúlarse. Mi pasatiempo favorito es este blog mí querido lector.

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web,  preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Tu amigo de siempre DIEGO GARCÍA.

Diego Fernando García Ochoa.  

0 comentarios:

Publicar un comentario

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.