domingo, 9 de noviembre de 2014

No os alarméis al oír combate y lucha. S. Juan Crisóstomo


En el evangelio de hoy domingo se ve a Cristo enfrentarse a los mercaderes del Templo. Para muchos es un Cristo desconocido, ya que parece que no guarda caridad alguna con los mercaderes que se ganaban la vida como podían.  Los judíos, que saben interpretar la realidad en clave simbólica le preguntaron ¿Qué signo nos das para obrar así?” (Jn 2, 18)

En la vida de todo cristiano existen momentos de enfrentamiento con lo establecido. Son momentos de prueba en los que es necesario revestirse de las armas de la Luz, las armas de Cristo. Muchos nos hablan de que tenemos que ser el martillo de los infieles, dispuesto a machacar, con saña, a quien contradiga lo que creemos que es verdad. Pero esto dista de ser así. No se trata de un combate donde buscamos hacer el mal y ganar, sino todo lo contrario, es una celebración donde compartir el bien y perder. Perdernos a nosotros mismos, para que nos gane el Señor ¿Cómo es posible esto? Veamos lo que nos dice San Juan Crisóstomo:


Lo que hicimos entonces, hagámoslo ahora: sacudamos la modorra, arranquemos los sueños de la vida presente, salgamos de nuestro sueño profundo y revistámonos con el traje de la virtud. Esto es lo que el apóstol nos dice claramente: “Rechacemos las obras de las tinieblas y revistámonos con las armas de la luz” (v. 12). Ya que el día nos llama a la batalla, en el combate. (Seguir leyendo)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.