lunes, 29 de septiembre de 2014

Arremeten contra el Papa por algo que no dijo respecto al matrimonio homosexual, pero si lo hubiese dicho, ¿cuál es el problema?


Por medio de Aciprensa e Infocatólica me he enterado de dos noticias. La primera, que un periodista británico del diario The Guardian denunció que la agencia Reuters atribuyó al Papa Benedicto XVI una frase sobre el “matrimonio homosexual” que nunca pronunció. Las palabras inventadas y controversiales decían que “el matrimonio gay es una amenaza para la humanidad”. La segunda, que esto ha ocasionado una serie de ataques al Papa, llegando en algunos casos a graves agravios como el caso un diputado homosexual en Brasil de nombre Jean Willys que le ha llamado “nazi” y “genocida en potencia”.


Por supuesto, es absolutamente necesario y justo que se denuncie lo que ha hecho este periodista de Reuters, porque sin entrar en detalles si fue meramente un acto de negligencia –difícil de creer- o no, simplemente no es cierto. Sucede muy a menudo que la prensa y los medios de comunicación, distorsionan, alteran, descontextualizan las palabras del Papa y en vez de informar, desinforman y crean confusión.

No hace falta que enumere los casos porque son abundantes. Todavía hay quien cree que el Papa Juan Pablo II negó la existencia del infierno e incluso quien dice que le ha visto en el infierno por esa causa (como el estrafalario fraude de Angélica Zambrano), o que el Papa aprobó el uso de preservativos), pero no he podido dejar de tener la impresión de que en algunos casos pareciera que se intenta dar a entender que el Papa jamás podría decir algo como lo que este periodista le ha endosado.

Pero si lo hubiese dicho ¿cuál sería el problema? Que el matrimonio homosexual atenta contra las mismas bases de la familia y de la sociedad y por tanto es un amenaza para la humanidad está sólidamente fundamentado en la Revelación, tanto en la Escritura como en la Tradición. Lo que faltaría es que el Papa no pudiera decir algo obvio para que luego personajes como este diputado no arremetieran con su acostumbrada furia.

Yo creo que uno de los problemas, es que el lobby Gay está bastante acostumbrado a agredir a mansalva a todos aquellos que no comparten su ideología. Recientemente vimos como acusaban de homófobo a Richard Cohen e intentaban vetar su libro Comprender Y Sanar La Homosexualidad. Afortunadamente lo que terminaron provocando fue que Libros Libres lo reeditara y muchos que no conocían el libro, o lo conocían pero no lo habían comprado, terminaran adquiriéndolo (Luis Fernando se lo regaló de día de reyes).

En mi opinión esta situación no va a cambiar en mucho tiempo. El lobby Gay va a seguir arremetiendo contra todo el que sostenga positivamente la verdad católica en este punto, y no me sorprendería que si pudieran, vetarían el capítulo 1 de la carta a los romanos. Sin embargo, esto no puede de alguna manera cohibirnos ni en este ni en ningún otro asunto donde la verdad católica necesite ser proclamada.
Lo que enseña la Iglesia Católica respecto a la homosexualidad lo expresa con claridad el Catecismo. Demás está decir que no tiene nada de homófoba:

2358 Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente radicadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor, las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.

2359 Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante las virtudes de dominio, educadoras de la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.