martes, 10 de junio de 2014

Filosofía practica

Cuando proyecto, anticipo el futuro que deseo, y el que me voy a esforzar en conseguir;  y la acción es el modo de convertir en realidad esas irrealidades que pienso. María de Maeztu aseguraba: “no me basta con ser, tengo que hacer”. La realidad se compone de lo que existe y de las posibilidades que nosotros alumbremos en ella. A mí esta idea me produce un sentimiento de euforia. La oigo como una llamada a la acción.

Emprender es un modo de vida, una actitud ante la realidad. Consiste en inventar un proyecto difícil y realizarlo. Se emprende siempre una aventura. Es, pues, una postura animosa y confiada hacia el futuro. Nuestra inteligencia debe ser una inteligencia resuelta, que avanza sin enredarse, con arresto. Me parece necesario fomentar una actitud creadora, de aprendizaje y perfeccionamiento continuo. Debemos aprender a resolver problemas vitales igual que aprendemos a solucionar problemas matemáticos.
Nuestra inteligencia debe aprender además a elegir los proyectos adecuados que guíen su acción. Todos debemos tratar de adecentar el mundo en la medida de nuestras posibilidades. Y una buena manera de hacerlo es mejorando la educación.
Durante siglos hemos elaborado una pedagogía individual, centrada en el desarrollo del individuo. Esta pedagogía era necesaria, pero insuficiente. Es preciso elaborar una pedagogía de los grupos, de las colectividades, porque el individuo nunca vive aislado, está dentro de una tupida red de la que recibe influencias y en la que influye. Y esa inevitable pertenencia nos marca una clara línea de investigación y acción educativa.
 No debemos olvidar que la pregunta más importante ante la situación educativa es: ¿y yo qué puedo hacer? El movimiento de Movilización Educativa que he puesto en marcha trata de ayudarnos a hacerlo, buscando para ello la colaboración activa y coordinada de un amplio abanico de actores educativos y sociales. Y nos recuerda la importancia de que nos desarrollemos en entornos inteligentes, entornos que se organizan en círculos concéntricos: familias inteligentes, escuelas inteligentes, sociedades inteligentes.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.