miércoles, 18 de junio de 2014

Dejemos los fardos en manos de Dios. San Silvano

¿Cuánto afanes hemos llevado hoy a cuestas? ¿Cuánto nos pesaba el fardo de nuestras responsabilidades y prisas? ¿Cuántas veces hemos tropezado en el pecado por este peso que llevamos constantemente con nosotros? Personalmente confieso que todos estos afanes y prisas siempre terminan por hacer que me sienta oprimido por la realidad que me rodea. Pero ¿Realmente la realidad nos oprime o somos nosotros mismos quienes no somos capaces de encontrar la Paz del Señor? 

El Señor dijo a sus discípulos: « La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo» (Jn 14,27). Es necesario pedir a Dios esta paz de Cristo, y el Señor la dará al que se la pida. Cuando la recibimos hemos de velar santamente por ella y hacerla crecer. 
Aquel que en sus aflicciones no se abandona a la voluntad de Dios, no puede conocer la misericordia de Dios. Si te sobreviene una desgracia, no te dejes abatir, sino acuérdate de que el Señor te mira con bondad. No aceptes este pensamiento: «¿El Señor me mirará con amor siendo así que le he ofendido?», porque el Señor es bueno por naturaleza. Vuélvete con fe a Dios y di como el hijo pródigo del Evangelio: «No soy digno de ser llamado hijo tuyo» (Lc 15,21). Entonces verás cuán querido eres del Padre, y tu alma conocerá un gozo indescriptible. (San Silvano 1866-1938, monje ortodoxo) 

Tal como indica San Silvano “Aquel que en sus aflicciones no se abandona a la voluntad de Dios, no puede conocer la misericordia de Dios” pero tampoco podemos ser perezosos como aquel que en la parábola de los talentos, escondió los dones de Dios para no perderlos. Si releemos la parábola del siervo inútil, vemos que Cristo nos dice. “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que se os ha ordenado, decid: ‘Siervos inútiles somos; hemos hecho sólo lo que debíamos haber hecho’ ->(Seguir leyendo)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Espero comentarios adjuntos en alguna de las entradas de mi página web, preguntas cortas e interesantes, en el formulario de este portal o por correo electrónico. Las interpretaciones que se den a esta exposición: clara, concisa, profunda y precisa no es responsabilidad de Diego García; sino de la persona que escribe la critica positiva o negativa, no se responde por daños o perjuicios que se causaran por dichas notas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.